Papás: dejen a sus hijos estudiar la carrera que quieran.

Publicado el 10 de abril del 2018 en: Metas & Sueños

La semana pasada les platiqué cómo, cuando iba en la secundaria, llegué a la decisión de que quería estudiar diseño gráfico. Fue una decisión muy práctica: me gustaban las artes plásticas, pero pensé que como diseñadora tendría más oportunidades de trabajo. (No sabía nada de la vida en ese entonces).

Hace unos días desayuné con mi mamá y dos de sus comadres que me estuvieron “presumiendo” sobre las carreras de sus hijos. Me platicaron lo felices que las hace verlos felices a ellos, trabajando en las profesiones que eligieron y viviendo el estilo de vida que los hace plenos, aunque no necesariamente sea el que ellas como mamás hubieran imaginado.

La felicidad y el bienestar de los hijos es un pensamiento constante en las mentes de los papás. No tengo hijos, pero tengo papás, tíos y padrinos y en todos esa característica es evidente. Ese querer que seamos felices es (o debería ser) una fuente permanente de gratitud para todos como hijos.

Yo creo que en la mayoría de los casos lo es, pero además de gratitud, también es fuente de otra cosa: peleas, discusiones y desacuerdos.

No me dejarán mentir. Todos, absolutamente todos ustedes son hijos de alguien, y si son hijos saben cómo se siente cuando un papá o una mamá quieren imponer sus ideas en ti o te presionan para tomar una decisión que a ellos les parece buena, aunque a ti no te lo parezca. A veces los papás piensan que saben mejor que sus hijos lo que los va a hacer felices, y no siempre es el caso.

Antes de seguir con el texto, quiero aclarar que a ciertas edades, estoy completamente de acuerdo con que los papás saben mejor que sus hijos lo que es bueno para ellos. Por ejemplo, cuando están en edad escolar y los obligan a ir a la escuela aunque ellos no quieran ir.

Entonces sí, desde mi punto de vista, en la infancia y en la adolescencia es necesario que, en ocasiones (y repito: en ocasiones), los papás o tomen decisiones por sus hijos o los orienten a tomar la mejor decisión. Conforme los hijos van creciendo, deben ir dejando que ellos tomen sus propias decisiones. Eventualmente llega un punto en el que deben dejar ir y permitir a sus hijos construir sus propias vidas.

Qué carrera estudiar es una de esas decisiones que los hijos deberían tomar. Si la felicidad es una de las preocupaciones principales de los papás, déjenme decirles: seguir una vocación es parte importante de esa felicidad.

Desafortunadamente, hay muchos papás que prohiben a sus hijos estudiar ciertas carreras (o les exigen estudiar alguna en específico), cosa que a futuro se puede volver una gran frustración.

Entiendo que esa imposición sale desde un lugar de amor. Es decir, exigen lo que exigen pensando en el bienestar y la seguridad (económica) de sus hijos. Lo hacen pensando a futuro… un futuro en el que “sus hijos no están pensando”.

 

Estos son algunos de los razonamientos que he escuchado:

1.”Si mi hijo estudia lo mismo que yo, después puedo conectarlo para que consiga trabajo, pero  si estudia algo alejado de mi profesión, no voy a tener ni los contactos ni las herramientas para ayudarlo”.

2.”Si estudia X carrera, se puede quedar con el negocio familiar”… o una variante: “Tiene que estudiar X carrera porque se tiene que quedar con el negocio familiar”.

3.”Esa carrera no es lo suficientemente seria… ¿de qué va a vivir?”. (Este argumento casi siempre se refiere a una carrera en las artes o algo así).

4.”Esa carrera no es para hombres o no es para mujeres”. (Creo que este razonamiento es el peor de todos).

 

Entiendo que lo que quieren es lo mejor para sus hijos, (después de que me operaron yo misma he tenido discusiones con mis papás cuando piensan que no “me estoy cuidando lo suficiente” o como ellos quisieran), pero es sano y necesario aceptar que cada uno de nosotros es un ser humano independiente, con sus propias motivaciones, gustos y vocación.

Además, el mundo está cambiando, las cosas ya no necesariamente funcionan con las mismas dinámicas que antes. Por ejemplo:

1.Hoy en día hay trabajo para todos y no hay trabajo para nadie: vivimos una época difícil, de mucho desempleo y poca seguridad en el trabajo. Pero también vivimos una época de cambio, de conexión y de nuevas formas de conseguir trabajo. El internet y las redes han abierto muchas puertas y generado una gran cantidad de trabajos que antes no existían. Por eso, hoy en día el conseguir trabajo ya no está limitado a la carrera que estudies, sino a las habilidades que desarrolles.

2.La cultura y el ambiente laboral están cambiando: las cosas ya no son como antes, ni la forma de vivir, ni los planes de retiro, ni la forma de trabajar. Se favorece el trabajo en equipo y la multidisciplina, están cambiando enfoques y valores en el trabajo, el mundo ya no es el mismo ni las dinámicas que lo mueven, poco a poco van desapareciendo los roles de género, etc.

En un clima laboral que está viviendo grandes cambios, es necesario abrir nuestra mente para pensar diferente. Lo que antes brindaba seguridad o  se consideraba “serio”, hoy no necesariamente es garantía.

 

¿Qué hacer entonces?

Les diría lo siguiente: en lugar de exigir a sus hijos qué carrera estudiar, prepárenlos con las herramientas que van a necesitar para salir adelante en la carrera que sea. Constancia, disciplina, curiosidad, interés, entusiasmo, creatividad, habilidad de cultivar buenas relaciones, etc. Sobre todo, enséñenlos a tomar decisiones inteligentes, pensadas y fundamentadas en un objetivo más grande que el impulso de un sólo momento. Si les han dado esas herramientas, pueden confiar en la capacidad de sus hijos para utilizarlas.

 

Para saber más:

En mi conferencia Decisiones de Vida”, expongo cómo identificar las decisiones que tienen el potencial de transformarnos y algunos puntos importantes sobre cómo tomarlas. Además, ofrezco el taller “Técnicas y estrategias para tomar mejores decisiones de vida”. Ambos están disponibles para escuelas, grupos de maestros, de papás, o de jóvenes.

¿Les interesa la conferencia o el taller ya sea para ustedes o para sus hijos? ¡Escríbanme a mariana@elegirlavida.com para conocer los detalles!

 

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , ,

3 comentarios sobre “Papás: dejen a sus hijos estudiar la carrera que quieran.”

  1. Silvia Kuri dice:

    Me encantó el articulo, Mariana.
    Gracias por compartir.

    saludos
    Silvia Kuri

    1. ¡Muchas gracias por leer Silvia! ¡Saludos!

Deja un comentario

No se publicará tu e-mail. Campos requeridos marcados con un *.